Debilitando para ser menos malo

Sé que en este blog no se suele hablar mucho de fútbol, pero ahora que está en boca de todos, pues me ha apetecido tirar una líneas.
Pero… en vez de hablar del combinado nacional, del que sólo se puede comentar parabienes, prefiero apoyarme en la rumorología estival de clubes. Y más concretamente del mio: mi Betis. Y no porque sea interesante por lo que trae (que no se mueve el joio), sino por lo que suelta y a QUIÉN se lo suelta.

Todos los que habéis seguido la liga en estos últimos tres años, habréis visto su sufrimiento para evitar el descenso.
En mi humilde opinión, gran parte de la culpa fue la ingente llegada de jugadores mediocres e indolentes.
Este año temo más de lo mismo en cuanto a entradas, pero me resulta divertida la tendencia de colocación en otros equipos de esos canceres individuales que ya están dentro.

Juntemos el hambre con las ganas de comer.

Tras la finalización de la última temporada, y el descenso de los tres peores, quedaron muy pocos con calidad futbolística como para tener un año tranquilo, así que sólo queda hundir en la miseria, en la medida de lo posible, a los que acaban de ascender.
Por tanto… este último año… olvidándonos del Numancia (que iban sobrados), los dos que tienen la suerte de volver a estar en la élite nacional son el Málaga C.F. y el Sporting de Gijón.
Ambos son muy queridos por estos lares, pero cualquiera que los haya seguido en segunda división, convendrá conmigo que necesitan con urgencia refuerzos, porque si no, les van a dar collejas por todos lados.

Ya tenemos uno que quiere largar lo que le sobra y otros, que como andan cortos de pasta, quieren las sobras de los restantes, así que pongamos las cartas sobre la mesa:

  1. Los malagueños, pero béticos en la actualidad, Miguel Ángel (que ya bajó el año pasado, como cedido, al Levante) y Fernando, tienen todas las papeletas de volver a su tierra.
  2. Los gaditanos (y cedidos el año pasado) Dani (que ha acompañado al Cádiz a SegundaB) y Maldonado, son deseados (y no entiendo el por qué) por tierras asturianas.

Asociemos conceptos: los malos se los damos (o prestamos) a otros. Por tanto, esos otros siempre tendrán más posibilidades de dejarte un año más en primera, porque ya se hundirán ellos solos.

Ojo, es sólo una teoría (no demostrable), que no teorema (sí demostrable), y, como todas ellas, está basada en la mera especulación mediante razonamientos basados en los movimientos que van aconteciendo.

PD: A título particular, me gustaría decir lo que pienso de ellos respecto a su participación verdiblanca:

  1. Miguel Ángel nunca jugó ni la mitad de bien que lo hizo en su primera etapa malacitana.
  2. Fernando me parece un buen futbolista, pero el chaval se ha acomodado a ser suplente.
  3. Dani, que ya para siempre será un heroe bético por conseguir el gol de la segunda Copa del Rey, tiene tanta voluntad mental como poca calidad en sus botas. Es un buen jugador de segunda división, pero en primera se le notan las deficiencias. Eso sí, siempre le desearé lo mejor donde vaya.
  4. Maldonado. Fue presentado por el presidente Vendehumo como el próximo Joaquín. Y desde entonces no ha dado pie con bola. Es más lo que se le intuye que lo que realmente demuestra. Mejor ponerle clausula de recompra, pero no cederlo.

1 comentario en “Debilitando para ser menos malo”

  1. La culpa no es de los jugadores indolentes, sino de quien los trae. El problema surge cuando el entrenador pide un mediocampista zurdo y Lopera ficha un ingeniero de minas. Así, es difícil.
    Maldonado, para mí, tiene muy buenas cualidades, ya me fijé en él este año, lo mismo digo de Sobis. Le falta explotar, y en el Betis no lo va a hacer. Tal vez en el Sporting…
    Los fichajes, tanto en el caso del Málaga, como del Sporting, están complicados, recién salidos del tema concursal, el margen de maniobra es escaso. Y ya se sabe que,hoy día o se ficha a lo loco, a golpe compulsivo de talonario, o no hay de dónde pillar.
    En el caso del Málaga, ya lo sabemos: O se acierta con lo que se tae, o a segunda. Esperemos que sea lo primero.

Deja un comentario

Scroll al inicio