Musiquita

Los coros del decoro: Enrique Bunbury

Los coros del decoro de Bunbury

Amantes de Bunbury… estáis de enhorabuena:
Hoy voy a hablar de él, pero NO tengo intención de ponerlo a caldo (chup-chup).

‘Odiantes’ de Bunbury… estáis de enhorabuena:
Hoy voy a hablar de él y de buena música… pero NO de la suya.

Para unos y otros… al final del texto, si NO os saltáis estos minutos de entretenimiento, tendréis vuestro regalito. Claro que si lo hacéis, también estará allí 🙂

Como me gusta facilitar las cosas, me posicionaré antes del inicio del contenido, entendiendo que así os resultará más fácil elegir trinchera: no me gusta su música.

Canciones sueltas, sí. Que lo admiro y respeto, también. Pero en general, no me gusta su música.
En esos recopilatorios con ‘lo mejor de…’, a la cuarta canción ya estoy nervioso y debo cambiar en pos de nuevos senderos, sean o no mejores.
También me pasa con otros artistas, así que quiero suponer que no es una fobia personal al ‘mañico’.

Vamos, es como cuando estás a dos manos con los frutos secos y te toca una racha de sólo cacahuetes y pipas: o encuentras rápidamente unos kikos… o por mucho Martini rojo que los acompañe, la tarde se te hace muy cuesta arriba.
Entiéndaseme: me gustan los cacahuetes, pero en raciones cortas y espaciadas.

Y sí, he evitado nombrar los garbanzos porque… a NADIE le gustan los garbanzos. Se sufren y toleran porque están ahí, en medio, haciendo que pierdas el tiempo en la selección, pero disfrutarlos, no los disfruta NADIE.
Que sí, que también podría poner ejemplos musicales de garbanzos, pero hoy estoy muy ‘zen’ (y quiero llegar con dignidad al ‘zentouno’) (…) (Mmmm ¡cachis! 😀 )

Pero para no dispersarnos… ¿qué es lo que me ha hecho tumbarme en el sofá y empezar a teclear sobre algo de lo que NUNCA hablo?

Pues la razón fundamental recae en que, por más que uno esté a cualquier hora escuchando todo tipo de música, e incluso intente no repetirla nada más que lo justo como para poder tararear las canciones, tarde o temprano alguien, en este caso mi tocayo Patxi, te descubre una joyita que jamás había llegado a tus oídos.
Si además, esa mini joya reafirma una teoría que se ha ido formando gota a gota a lo largo del tiempo… pues miel sobre hojuelas.

La joyita

La joyita es ese ‘favorazo’ en forma de colaboración, que allá por el 2002, le hizo Enrique a la rubia que bailaba sola ( aunque con una morena 😀 ), Marta Botía. Aquel disco era el primer disco en solitario de la chica y fue titulado ‘Cumplir lo prometido’.

De ‘Dices no’, que es así como se titula la canción, decir que me encantan las guitarras afiladas (con aires ‘Enemigos’), acompañadas de un bajo continuo de melodía reconocible muy cercana al ‘Serenade from the Stars’ de la Steve Miller Band (vamos, el ‘Llamando a la Tierra’ de M-Clan).

Respecto al conjunto del tema… seré claro: me sobra ella, como el resto de su música. Pero la melodía es acertada y con el tratamiento justo de arreglos como para merecerse reescuchas futuras.


La teoría

La teoría es que cada vez que Bunbury ‘corea’… la canción original mejora, y mucho.
Y es que de un tiempo a esta parte, había observado que varias de las canciones favoritas de mis artistas preferidos en castellano, tenían como nexo de unión, en mayor o menos medida, los gorgoritos del rizos zaragozano.

Así que, realizando un profundo y apasionado repaso mental de… 30 segundos, me salieron el ‘Azul’ con Los Elefantes, el ‘Pequeño Rock&Roll’ con Quique González y el fantástico ‘Miedo’ al lado de Carlos Tarque y sus M-Clan.

Estaba seguro de que habría muchísimos más, pero ni quería seguir rascando en mi maltrecha memoria musical, ni podía dejar de hacer caso a lo que realmente me pedía el cuerpo: crear una lista de música, titulada: ‘Bunbury Koreando’

Me la he creado, y aquí os la dejo porque, en el fondo, me caéis bien 😀

Tweetytuo os regala… Bunbury Koreando

Ya acabamos, pero me apetece hacerlo, por defecto de profesión, con una curiosidad de diseño.
La portada que Spotify asigna al disco donde se incluye la canción de Marta y Enrique es, con diferencia, la peor que he visto en años.
Como me negaba a creer que semejante aberración hubiese salido de una discográfica, me puse investigar. Evidentemente, había otra, ésta ya oficial, que también es tremendamente mala, pero al menos pasa las dos horas de Photoshop, que es el mínimo, que considero, de la vergüenza 😀

Ea, que me despido con un poco de documentación para parecer que me lo he ‘currado tela’.
Evidentemente, mucho antes que yo, en internet ya habían pensado en esto mismo, así que aquí os dejo con los aportes y trabajos de investigación de otros 😉

 

Gracias por llegar hasta aquí, ¡eres mi héroe! 😉

 

Imagina 365 días de música ‘distinta’

Allá por el 1 de enero os comentaba en el caralibro…

Uno de mis propósitos para el 2013 también es un regalo para algunos de vosotros (para otros será un suplicio) 😀
La iniciativa o reto está muy extendido entre los fotógrafos. Se suelen llamar ‘proyectos 365’ y consisten en compartir todos y cada uno de los días del año (365), algún concepto.
Mi proyecto 365 se centrará en la nueva música (o casi nueva). Los clásicos los dejaré para otro/a valiente 🙂

Hoy he decidido crear un nuevo post que recoja los listados de vídeos separados por meses. Iré actualizándolo según vayan pasando uno tras otro.

(más…)