Generación: Hechopolvo

Si miramos alrededor, no damos cuenta que nuestra generación degenera estrepitósamente (¿o era decrepitósamente?). El caso es que no hay personaje nacido en la era de los finales de los sesenta, principios de los ochenta, que en cualquier conversación no empiece con los achaques propio de la edad: ‘.. es que me duele aquí, pero no se de que es…’ ‘uy, este cardenal no se de dónde ha salido…’ etc.
Evidentemente, (podría hace un estudio, pero si lo hiciera dejaría de ser huevón), no tengo ni pajolera idea de la razón que llevaron a otras generaciones a la pena física. Lo que sí he conseguido aislar entre reflexiones, es la raiz de NUESTRO problema.

Si nos basamos en el esquema realizado por el dr. VonBella, las cargas (rayas rojas) soportadas por las espaldas todavía en desarrollo (debido a una pubertad algo lenta) (cortita mas que lenta), evidencia un traspies mental del diseñador del artefacto contaminante, que invitaba de forma obligada y durante un periodo demasiado continuado de tiempo, a la elongación lumbar, siguiendo una trayectoria eliptica, casi si me apuran sinusoidal-girada.
No hay persona que se precie (y la que no, también) que no haya pasado horas encima de ese potro de torturas por tenerlo en propiedad o por puro y cansino convencimiento a las amistades, sin saber lo que con el paso del tiempo iba a hacer con nosotros.

Por ello, pienso que deberíamos dejar de mitificar dicha figura como icono de una etapa cuando menos gloriosa por su tranquilidad mental (no dábamos para más).

4 thoughts on “Generación: Hechopolvo

  1. penny rose says:

    ( jajaja) era mu bueno primero te subias en dicho medio de locomoción y cuando te bajabas de la moto lo primero era bajarse las mangas del jersei pa q no se vieran las manos (Mi abuelo no lo entendía y le decía a mi madre q me comprara unos guantes, pq tenía siempre frio) eso sí, con los pantalones remangados con esas tres vueltas de dobladillo del vaquero laser y el tupe o el pelo pincho según el gusto de cada una.) jajaja mas q pubertad lenta parecíamos gilipollas con esas modas jajajaja ¿ por Dios q horror! no me quiero ni acordar.

  2. ElPastor says:

    eeeeeeeeeehhhhhhhh, que ahora entre el perreo (única aportación musical hasta ahora del siglo XXI)(ya dura, ya) y que si no llevas la cresta no eres nadie… no sé yo que decirte sobre la estética.

    PD:amenazo con hacer una serie, si me dejan, que demuestre que si estamos tan mal física y mentalmente no es por culpa nuestra: Nos encaminaron a la situación actual por puritita envidia.

  3. ozymandias says:

    Este es el posteo más absurdo que jamás se pubilicará en este blog..

    ..Pero sí, lo recuerdo. Además lo mío era peor, porque a mi moto (Una mobilette, nada menos) se le caía el tubo de escape cada dos minutos. El aquí administrador se acordará bien de aquello. Y no veas cómo quemaba cada vez que tenía que parar a recogerlo….

    En fin. Septiembre cubrió de verde la piscina de Job.

  4. ElPastor says:

    Gran canción amigo Sancho, vive diox
    Se ve que por aquel entonces los efectos de la máquina del demonio todavía no se notaban en nuestros cuerpos esculturales (mppppppppffffff)

Leave a Comment